Seguidores

miércoles, 22 de agosto de 2012

CONVERSACIONES LITERARIAS CON "UN CAIMÁN AZUL"

Eva y Chema son los responsables de este proyecto que espera poder tener un hueco en el maravilloso y mágico universo de la imaginación infantil –y me atrevo a decir que ya lo han logrado. Bajo el nombre de “Un caimán azul”, estos dos caimanes improvisados que salen de la urbe madrileña han conseguido crear una nueva forma de experimentar el cuento. Una manera diferente de vivir las historias que tanto marcan nuestra infancia: ¿y a quién no le han contado un cuento? A estos niños les cuentan cuentos de los que ellos mismos son protagonistas. Han conseguido redefinir el concepto de personalización para conseguir llegar a los auténticos protagonistas, los niños, de la manera más natural. En ese viaje, además, les acompañan los muñecos que Eva crea enredando telas, hilos e imaginación, y los trazos que nacen desde la magia de la cabeza del caimán al mando, Chema.

Originalidad en el cuento, fantasía, creatividad, protagonismo absoluto del lector y los muñecos de combinaciones coloridas hacen de este proyecto una versión actualizada de leer, sentir y vivir el cuento y en el cuento. Son artesanos de la fantasía hecha a medida. Son los magos que abren las puertas del cuento para convertirse en protagonistas, son cómplices de la felicidad en la etapa infantil.

El deseo que albergan para hacer disfrutar al niño se siente desde la distancia y sus respuestas a la entrevista realizada nos muestran a dos caimanes llenos de ilusión, ternura y con un punto de locura que les equilibra.
En las siguientes líneas charlamos acerca del cuento, de su significado, de lo que les inspira, de lo que es la imaginación y de lo que tienen en común con sus personajes. En la página web de www.uncaimanazul.com podréis descubrir los pasos a seguir para convertiros en protagonistas del cuento. No sólo son los niños los que lo solicitan. Como nos comentan: “no todo está perdido: no puedes imaginarte la cantidad de encargos que hemos tenido para personalizar a adultos dentro de nuestros cuentos”. Como el mejor de los cuentos, nos da un aliento renovado de esperanza y sobre todo la oportunidad de quitarnos una espinita; todavía podemos ser los protagonistas de nuestro cuento.

Pregunta: Después de leer vuestro proyecto y tras navegar por vuestra web me pregunto qué es lo que habéis visto en un caimán para elegirlo como mascota representativa.

Respuesta: Llegamos a él buscando algo singular y especial, algo único, que es lo que caracteriza a nuestro proyecto. A los niños les encantan los animales, imagínate la cara que pondrían cuando se encontraran con uno de un color extraño…

P: Chema el creador, el soñador, el dibujante, ¿en qué se inspira? Tú, Eva, reconoces que ser madre te ha inspirado mucho para adentrarte en el mundo del niño, ¿eso te cambio la forma de sentir el cuento?

CHEMA: Supongo que en todos los dibujos, historias y películas que he visto a lo largo de mi vida, como nos pasa a todos. Al final se va creando un sustrato, un resumen de lo que más te ha llamado la atención de cada autor, de cada creador. Es a lo que muchos llaman fuente de inspiración o estilo, y los más malos, plagio.
EVA: Sí, te cambia; cambia muchas cosas pero supongo que las más importante es el ansia por comunicarte adecuadamente con tu hijo, buscando los cauces que hagan que logres llegar a él de una manera eficaz pero divertida. Y para eso los cuentos son esenciales… ¡¡¡y desde cualquier edad!!!

P: Tenéis la capacidad de hacer hablar al niño en su mismo lenguaje, gracias a la personalización del cuento, haciendo al niño protagonista del mismo. ¿Qué cuento os gustaría vivir a vosotros?

R: Uno del que también seamos protagonistas y que tenga un final feliz, claro. Alguno en el que una vez leído no nos avergoncemos de él, en el que al cerrarlo lo hagamos con una sonrisa. En el que consigamos tener el coraje suficiente para enfrentarnos a los “dragones” del día a día.

P: Vuestro lema es “un niño, un libro”; habéis convertido al cuento en el alma de vuestro proyecto. ¿Chema y Eva que recuerdo tienen de los cuentos que les contaban cuando eran niños?

R: De los que nos contaban, por supuesto recuerdos muy tiernos por la relación que se establece entre el narrador y nosotros mismos. Pero también son muy especiales los momentos que recordamos de cuando empiezas a ser capaz de leerlos por ti mismo. Es decir, cuando ya tienes la oportunidad de acercarte a la historia por tus propios medios y de elegir ese cuento especial que te ha conquistado de alguna manera…aunque aún no sepas explicar por qué.

P: ¿Cuáles son los ingredientes esenciales de un buen cuento para los Caimanes?

R: No creemos que exista una fórmula mágica y, además, en esto sí que se aplica aquello de “para gustos, los colores”. Si nos preguntaras por separado, Eva contestaría que es esencial que de la historia se pueda aprender algo que sirva para el día a día. Sin embargo, Chema busca que la historia desborde imaginación y fantasía: que te atrape, que te den ganas de vivir ese cuento.

P: “Cuentos por teléfono”, de Gianni Rodari, es mi libro indispensable de literatura infantil, siempre lo tengo cerca. ¿Qué libro de literatura infantil nunca dejaríais olvidado en un rincón?

R: “El viento en los Sauces”, de Kenneth Grahame. Nos encanta ese costumbrismo británico aplicado a los animales y esa magia que convive a la vez con ellos. Si os hacéis con la edición ilustrada de Eric Kincaid veréis esa magia cobrar vida. Y, por supuesto, cualquier cuento de “Una casa de granadas”, de Oscar Wilde.

P: El planteamiento que le habéis dado al proyecto hace que el niño desarrolle la fantasía y la maravilla de la imaginación. ¿No creéis que a los mayores también nos falta un poco de imaginación para sentirnos más únicos y amar más a lo que nos rodea y a nosotros mismos? ¿Cómo definirías la imaginación en una palabra?

R: Para contestar a tu pregunta te diremos que no todo está perdido: no puedes imaginarte la cantidad de encargos que hemos tenido para personalizar a adultos dentro de nuestros cuentos. Así que podemos decir que aún hay personas que no quieren perder su parte de niño: ¡¡hay esperanza para la humanidad!!
¿Definirla en una palabra? COCHE. El nuestro tiene 30 plazas, va a vela y reman en él 400 budas pequeñitos. ¿Cómo es el tuyo?

P: Dentro de unos años o unas décadas, cuando los niños que ahora hacen sus propios cuentos gracias a Un Caimán Azul empiecen a hablar de la importancia del cuento en su infancia y recuerden los cuentos que tuvieron gracias a vuestra iniciativa, ¿qué es lo que os gustaría que dijesen de aquellos cuentos?

R: El hecho de que los recuerden ya es todo un honor. El poder formar parte de la memoria emocional de un ser humano gracias a tu trabajo es un lujo a todas luces.

P: Parece que los muñecos personalizados son otra forma de hacer sentir el mundo imaginativo y vibrar más al niño. Teodoso, Monolo, Pandora y Caimando aunque sean de trapo tienen vida; ¿y de sus vidas que hay en común con las vuestras?

R: Creo que tenemos en común las ganas de formar parte de la historia de un pequeño y que no son/somos muñecos/personas al uso: es decir, tienen un poco de locura, un poco de ternura y muchas ganas de divertirse y divertir. Y que vivimos varios años en una charca en Florida, nos conocimos cuando intentamos robar el mismo pastel de manzana a un granjero.

P: ¿Os consideráis artesanos, magos o cómplices de la felicidad en la etapa infantil?

R: Creo que con lo último estamos más que servidos.

….un millón de gracias a estos dos caimanes….

Conversación entre Gaizka Zubizarreta y los caimanes azules.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada